El fresado consiste en el corte del material con una herramienta rotativa que puede tener uno o varios filos.

Tal corte de material se realiza combinando el giro de la herramienta con el desplazamiento o de la pieza a trabajar.

Dicho desplazamiento será en cualquier dirección de los tres ejes posibles en los que se puede desplazar la mesa, a la cual va fijada la pieza que se mecaniza.

La máquina que se utiliza se llama fresadora, con sus múltiples opciones y variantes. Al disponer de un movimiento más, las piezas que se realizan en fresadora son mucho más variadas y pueden ser de mayor complejidad respecto a las del torno.

Cuando una fresadora de control numérico (CNC) dispone de cambio automático de herramientas, se llama centro de mecanizado.

Tipos de fresadora:

  • De puente
  • Vertical
  • Horizontal

Artículo creado con información de Imh.eu.